Noti-flash

La Noticia de la Frontera Sur

Presumen “ajuste de cuentas” en ejecución en el sur de QR

Por ladrillos de cocaína
567_main por Freddy Leon,-CHETUMAL, MX.-
Al parecer, la brutal ejecución de Iván Corona Valencia, perpetrada en la carretera al poblado de Chacchoben, se debe a un ajuste de cuentas realizado por narcotraficantes que buscan la recuperación de parte de un cargamento droga que recaló en Majahual y que desapareció, trascendió en la investigación que realiza la Policía Judicial del Estado  

Asimismo, las fuentes precisaron que, de las indagaciones realizadas, resultó que la ejecución no fue realizada con un fusil de asalto AK-47, conocida como “cuerno de chivo”, sino que los disparos fueron hechos con una escopeta calibre 12. 

De hecho, las fuentes consultadas por el POR ESTO! de Quintana Roo, advirtieron que por esta causa de la búsqueda que realizan narcotraficantes de parte de un cargamento recalado es que el domingo último en esa zona se registró el levantón de Rogelio Azuara y Maribel Domínguez Rodríguez, y de sus dos menores hijos, pero al percatarse del error los dejaron en libertad con la sentencia de no denunciar los hechos, como se consigna en nota aparte.

Por tanto, las fuentes informativas agregaron que en el expediente que inició la Procuraduría General de Justicia se tiene como principal línea de investigación el narcotráfico, razón por la que analizan ya dar parte a la autoridad federal en tanto que continúan las averiguaciones para esclarecer el homicidio.

Adicionalmente, trascendió que los autores del crimen probablemente aún mantienen la búsqueda de alcaloide.

Una de los elementos que surgió en la investigación es que la camioneta Nissan Estaquitas color rojo, conducida por el ejecutado, es propiedad de su padre, Abraham Corona, quien es un comerciante que vende pescado y mariscos en las comunidades de la región, productos que adquiere en Majahual.

Las mismas fuentes confirmaron que el arma que se utilizó para ejecutar a Iván Corona Valencia no fue una “cuerno de chivo”, como al principio se creyó, sino una escopeta calibre 12, cuya expansión de perdigones terminó por segarle la vida instantáneamente, aunque el arma no ha sido encontrada en la zona donde se mantiene el operativo policiaco.

En tanto, en la madrugada de este sábado los dos lesionados, Francisco Hurtado Saavedra y José Alberto González Macías, fueron dados de alta luego de ser atendidos en el Hospital General, en donde fueron certificados que presentaron heridas punzocortantes producidas por astillas de vidrio y golpes en todo el cuerpo, pero que no ponen en riesgo su integridad física, de acuerdo con el dictamen médico de Isidro Amador.

Finalmente, se supo que será en las próximas horas cuando las autoridades de la Procuraduría General de Justicia informen sobre los avances de las investigaciones.
Por otra parte, indagaciones realizadas en el Hospital General de Chetumal establecen que Francisco Hurtado Saavedra sufrió heridas punzocortantes producidas por astillas de vidrio, mientras que José Alberto González Macías golpes en todo el cuerpo, pero que no ponen en riesgo su integridad física.

Como se recordará, los hechos ocurrieron alrededor de las 21:30 horas en este tramo carretero, en donde perdió la vida Iván Corona Valenzuela, de 23 años de edad, originario de Lázaro Cárdenas, Othón P. Blanco y conductor de la camioneta, a quien el fuego de los sicarios alcanzó en diversas partes del cuerpo y en la cabeza. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

10/08/2009 - Posted by | Quintana Roo

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: